Guía de buenas prácticas para el trabajo telemático durante el confinamiento por COVID-19

La situación actual de pandemia por el coronavirus y la normativa española
derivada, especialmente el Real Decreto 8/2020, ha forzado a que aquellas
empresas cuyas actividades y estructuras lo permiten opten preferentemente por el trabajo a distancia, de forma que sus trabajadores realicen su
actividad laboral desde el domicilio.
La mayoría de las personas que actualmente trabajan en casa lo hacen por
una causa de fuerza mayor. Es probable que muchas viviendas no dispongan de lugares específicamente concebidos para el trabajo tipo oficinas y
debamos “aprovechar” el mobiliario y elementos que utilizamos en nuestra vida cotidiana.
Integrar en el entorno doméstico las obligaciones del trabajo tiene múltiples implicaciones: el espacio físico y el ambiente que rodea al lugar de trabajo, el mobiliario (mesas, sillas y accesorios) y los equipos informáticos,
la importancia de organizar los espacios y los tiempos para incorporar rutinas de la actividad laboral en un contexto habitualmente ajeno a la misma,
etc. Además, en ocasiones esta nueva situación de confinamiento se debe
compaginar con la convivencia con otras personas y actividades, o en soledad y puede implicar disminución de la actividad física, afectación mental
y psicológica por el propio confinamiento o mala alimentación. Todo ello
supone una prueba para las empresas y trabajadores que necesitan adaptarse a la nueva situación.
Desde Unión de Mutuas pretendemos facilitar información útil para esta
adaptación. El presente documento tiene por objeto sensibilizar a empresas mutualistas y trabajadores sobre aquellas situaciones inconvenientes
derivadas del trabajo a distancia desde casa, incluyendo aquellas que puedan suponer algún riesgo para la salud de las personas (estrés, problemas
musculares, aislamiento social, etc.), aportando recomendaciones y medidas para prevenir tales riesgos

Copyright 2021 © Todos los derechos reservados by Rafael Carreras Mora